RESPÉTATE. QUIÉRETE. ACÉPTATE

  Hubo un punto de inflexión en mi vida que marcó un antes y un después, y fue el momento en el que aprendí a respetarme. M...





 Hubo un punto de inflexión en mi vida que marcó un antes y un después, y fue el momento en el que aprendí a respetarme. Miraba a mi alrededor y veía patrones impuestos, cosas socialmente aceptadas que yo sabía que no me harían feliz. Porque ya no me estaban haciendo feliz. Y cambié. Rompí con todo. He explotado tantas veces mi zona de confort que nunca llega a crearse otra vez del todo. He aprendido a querer, a no juzgar. Lo que a otros les hace feliz, no necesariamente es para ti. 

Vete y conoce mundo. Cuando vuelvas, si es que te apetece, los que quieran seguir a tu lado, seguirán. No te pares ante nadie. Cuando te encuentres en una encrucijada entre tomar una decisión u otra, opta por aquello que creas que te va a hacer feliz. No por aquello que te digan que es "correcto" hacer. Esto es algo que me ha llevado tiempo entender, que lo establecido no siempre era para mí. Ahora soy una mujer independiente en todos los sentidos de mi vida, fuerte y orgullosa de lo que me rodea y de lo que he conseguido, con mi esfuerzo y mi empeño. 

Respétate. Quiérete. Acéptate. Nadie puede vivir por ti y no aprovechar la vida al máximo, es morir un poquito cada día. 

M.











Este maravilloso Top es de AWARE.BARCELONA

You Might Also Like

0 comentarios

Buscar en este blog

FOLLOWERS